#Tendencias Seducción 2017

“¿Sabes que llevas un seductor dentro de ti?” 

Los Carnavales están cada vez más cerca. Época de celebraciones, disfraces y máscaras. Por ello, ¿qué mejor que hablar de la seducción? Sí, ese término tan asociado con el arte del engaño, las argucias y los métodos.

opert

Luis Dorrego, Despierta tu poder de Seducción. (2017)

La palabra seducción se ha ido introduciendo poco a poco en nuestro lenguaje cotidiano. Un término asociado comúnmente al machismo, a la manipulación sexual y al donjuanismo.

Si nos remontamos atrás en el tiempo, para los griegos la seducción era sinónimo de engaño y traición. Sin embargo, en latín este término hace referencia a llevarse aparte a alguien, llevarse a alguien consigo o atraérselo.  Fue a partir de la traducción de la Biblia, cuando se instaló definitivamente la palabra con su significado culpable, puesto que es la serpiente la que seduce a Eva en el Paraíso.  Por ello, gracias a la religión, el pecado y la seducción han estado unidos durante siglos. Pero, ¿cómo devolvemos a la seducción su antiguo significado de atracción?

SEDU

Seducir no es una técnica, es un arte.

Si bien es cierto que, con la modernidad y el individualismo del siglo XX, el significado comienza a volver a sus orígenes.  Aunque nuestra cultura haya asociado la seducción engañosa a delitos de violación y estupro, y aunque los diccionarios aún conserven cierto halo religioso, afortunadamente,  María Moliner introduce en su diccionario una tercera definición que arroja cierta esperanza en esta cuestión: “hacerse una persona admirar, querer o, particularmente, amar intensamente por otra”.

En términos de género, en Internet pueden encontrarse numerosos consejos para elaborar tu personaje de seductor, tu máscara. Lo cierto es que, para las mujeres se establecen ciertas “reglas de oro” como: sentirte y creerte un bombón, usar ropa interior adecuada o seducir con la mirada. Sin embargo, algunas de las reglas establecidas para los hombres son: crea una estrategia y manipula la situación y a la persona, el hombre es un ser racional y la mujer un ser irracional o no dejes que una situación defina tu estado emocional.

fd

Instinto Básico (1992)

Sin embargo la seducción no es cuestión de género, sino más bien una construcción social. Se plantea entonces ante nosotros otro tipo de seducción; una seducción sincera, directa y amorosa. Que nace de nosotros mismos y de nuestra autoestima.  No debe caerse en la trampa de necesitar gustar a todo el mundo, de agradar a los demás por encima de uno mismo.  Esta seducción, sincera y directa, no se puede enseñar mediante técnicas mágicas ni consejos de Internet, sino que está en ti, en tu persona, en tu sensibilidad y en lo mejor de ti.

“Seducir no es una técnica. Es un arte, un talento interno que todos poseemos”.

tips

Técnicas de seducción para hombres y mujeres. Tips Internet. Fuente: Depsicología.

Aquí os dejamos el audio de nuestro espacio de #tendencias de La Radio es Mía de RTPA con Pachi Poncela. Queremos aprovechar para recordaros que, para nosotros, como consultora estratégica de marca, es fundamental analizar las tendencias del mercado con el fin de adelantarnos a los gustos de los consumidores.

Fuente: Luis Dorrego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *