Branding is in love with B2B!

¿Quieres conocer el último gossip? Branding is in love with B2B.

El último cotilleo. Fuente: Divine Traveller

El último cotilleo. Fuente: Divine Traveller

El B2B o el Business to Business hace referencia a todas aquellas empresas que enfocan sus esfuerzos comerciales no hacia el consumidor final, sino a brindar productos o servicios a otras empresas. Es decir, su modelo de negocio está enfocado a otras empresas.

El mercado global está en constante evolución, y las empresas deben adaptar sus estrategias para mantener y mejorar su competitividad. Para ello, uno de los elementos claves es la marca, que permite diferenciarse y transmitir todos los valores de la empresa.

En mercados globales hay muchos factores a tener en cuenta. Las empresas pueden ser B2C o B2B. Fuente: Unsplash.

En mercados globales hay muchos factores a tener en cuenta. Las empresas pueden ser B2C o B2B. Fuente: Unsplash.

En España las pequeñas pymes (entre 0 y 9 empleados) representan el 95% del tejido empresarial, el 66% del PIB (Producto Interior Bruto) y generan el 66% de los puestos de trabajo, según la Radiografía Sage de la Pyme 2015. Aun así, la gran mayoría de ellas, por no decir todas, no pueden permitirse un departamento de Branding interno.

¿Por qué es importante externalizar el Branding para una empresa B2B?

La externalización de los servicios de Branding y estrategia de marca para pequeñas pymes pueden suponer la diferencia entre su pervivencia o fracaso. Fuente: Tanner

La externalización de los servicios de Branding y estrategia de marca para pequeñas pymes pueden suponer la diferencia entre su pervivencia o fracaso. Fuente: Tanner

  1. Hacer Marca. Hasta hace poco se creía que la marca era patrimonio exclusivo de las empresas B2C, o Business to Consumer. Se ha comprobado que esto no es así, y que el componente emocional o el intangible de la marca es igual o más interesante para las empresas B2B, y suponen uno de los puntos fuertes de su estrategia de negocio. Una marca con unos valores perfectamente gestionados suplen la necesidad emocional de cualquier comprador.
  1. Equipos multidisciplinares. La externalización de los servicios de branding implica la oportunidad de disponer de un equipo multidisciplinar al servicio de la marca, que de forma interna sería imposible por cuestiones económicas.
  1. Profesionalización de procesos. Además de disponer de un equipo multidisciplinar, se trabaja en la profesionalización de los procesos. Los procesos definen las pautas de actuación dentro de cada uno de los departamentos de las empresas, y el de la comunicación y estrategia de marca, a nivel comercial, es vital para el futuro de la misma.
  1. Una de las labores más complicadas para las empresas, sobre todo para las pequeñas pymes, es mantener una coherencia de marca integral dentro de sus procesos y comunicaciones. Gracias al branding, y a la externalización de este tipo de servicios, podemos asegurar una coherencia total.
  1. Optimización de recursos y rentabilidad. Debido al volumen de trabajo de las empresas, y a la dificultad de lidiar con el mismo, la externalización de los procesos de branding permite la optimización de recursos y su mayor rentabilidad. La subcontratación de estos servicios supone una opción ideal para que las pequeñas empresas, o las empresas que no pueden permitirse un departamento interno, consigan optimizar sus estrategias de comunicación y marca.

En definitiva, apostar por estrategias de branding, por la gestión profesionalizada de nuestros valores intangibles, así como de nuestras herramientas de comunicación, es una vía clara de supervivencia para las pymes y micropymes españolas. Ya sabéis, Branding is in love with B2B!

El mercado es más amplio que la tradicional vía B2C. Fuente: Unsplash

El mercado es más amplio que la tradicional vía B2C. Fuente: Unsplash

En Amor Propio Branding, consultora de marca dentro de AEBrand y Agencia de Posicionamiento 360º, tenemos experiencia con este tipo de estrategias y servicios, por el perfil de muchos de nuestros clientes, que deben “enamorar” a otras empresas y no solo al consumidor final.