Propósito de marca vs promesa

En un entorno cada vez más complejo y competitivo, se tiende a centrar los recursos en lograr penetración en el mercado. Las inversiones en comunicación y distribución se valoran como fundamentales. Sin embargo, la inversión en marca queda relegada a un segundo plano. Olvidando una meta fundamental: lograr una marca diferente y relevante. –Dejamos de lado el valor intangible, la apuesta a largo plazo por su reputación-.

En un mercado en el que los productos son cada vez más semejantes, la diferencia se consigue con el propósito de marca. Ya que, el consumidor no elige aquellos productos que se le tratan de vender de forma continua, sino aquellos con los que se siente verdaderamente identificado. Pero, ¿qué es el propósito de marca?

pur

Fuente: www.agbrandlanguagedesign.com ¿Qué es el propósito de marca?

 

El propósito de marca es la razón de ser o existir de la misma. Es decir, una marca debe definir una orientación clara de porqué luchar. No es tanto lo que se vende, sino el fijar un fin por el que estar; un significado.

Afrontar los nuevos retos que se presentan y estar al día de las nuevas tendencias, supone la diferencia entre el éxito o el fracaso de una empresa. Por  ello, la Asociación Nacional del Branding (AEBrand) -de la que Amor Propio forma parte-, señalaba como uno de las tendencias de Aebrand Sights 2017 poseer un propósito. Es decir, dar trascendencia a la empresa; explicar el porqué de su existencia más allá del negocio, aunque siendo parte de éste.

No estamos hablando de tener un buen slogan, cosa que podría orientarse hacia la promesa de marca, sino cómo trascender. El propósito de marca es útil tanto a nivel interno como externo; ayuda a los empleados y accionistas a entender por qué y a los clientes a comprender el porqué está la marca. Sin duda, las marcas deben medirse por su valor social.

Por todo ello, las compañías deben evolucionar y no centrarse sólo en su promesa de marca, sino también en su propósito. Partiendo de la premisa que todas las empresas tienen una misión, e independientemente del compromiso que tengan con la misma, cuando hablamos de marcas con propósito, hacemos referencia a aquellas que van más allá, es decir, que generan un vínculo con la sociedad.

Un claro ejemplo de ello es la marca Tom Shoes, una compañía que ha logrado vincular el interés económico propio de cualquier organización y la necesidad de ayudar a otros y de hacer de este mundo un lugar mejor. (http://bienpensado.com/ejemplos-de-marcas-con-proposito/)

tom2

Tom Shoes “One for one” Fuente: http://snydershoes.com/

Por otro lado, la promesa de marca es la plataforma donde se sintetiza este proceso. Se trata de una de las partes más importantes del proceso de creación y continuidad de una marca, ya que una empresa se compromete con lo que recibirán y hará por sus clientes, así como lo que éstos perciben lo que pueden esperar de ella.

Todo ello nos invita a reflexionar sobre la relevancia de que las marcas se pregunten no sólo por su promesa, y su propósito, sino que también deben fijarse como objetivo ser capaces de cumplirlo. (Carlos Puig, 2017).

Fuente: Carlos Puig Falcó, presidente de Branward.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *